• Nina Alarcon

Moldeo corporal: la mejor forma de recuperar la figura

¿Hacer dieta es suficiente para recuperar mi figura o debo ir un paso más allá? A lo mejor te has hecho esta pregunta mientras te encuentras en un programa de control de peso. La respuesta es que debemos dar un paso más allá para lograr tonificar los músculos y recuperar la figura integralmente. Te contamos qué es el moldeo corporal, cómo funciona y las técnicas más usadas para conseguir una fórmula ganadora en tu plan.


Foto de valuavitaly - freepik.es

¿Por qué incluir un plan de moldeo corporal en mi proyecto de control de peso?


Al iniciar un plan de pérdida de peso, el cuerpo elimina agua, masa muscular y masa grasa, permitiendo regresar al peso ideal de acuerdo con la estatura y contextura de cada persona; sin embargo, hay ciertas zonas del cuerpo en las que es más difícil eliminar la grasa localizada, por ejemplo, el abdomen. Las personas que tienen un objetivo muy ambicioso se enfrentan con el problema de que la piel no tiene la posibilidad de readaptarse y volver a su nivel anterior, generando que, en ciertas zonas, se distienda provocando flacidez, lo que no favorece a la estética deseada.


El moldeo corporal es el paso que debemos dar para integrar el plan de pérdida de peso con la recuperación de la figura. Abarca un conjunto de técnicas que buscan eliminar o redistribuir la grasa localizada, ayudando a tonificar los músculos y recuperar las curvas deseadas del cuerpo, eliminando las que no.


Como indica la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS por sus siglas en inglés), el objetivo de estas técnicas “es destruir las células de grasa que se encuentran justo debajo de la piel (grasa subcutánea) sin dañar la superficie cutánea”, incrementando el nivel de oxigenación del cuerpo, la actividad metabólica y la revitalización celular. También brinda otros beneficios, como: reducir la celulitis, drenaje linfático, mejorar la circulación, promover la generación de colágeno y elevar la temperatura de los fibroblastos que ayudan a que los tejidos adquieran firmeza.


Foto de Master1305 - freepik.es

Para lograrlo, los especialistas tienen diversas técnicas que pueden complementarse entre sí para obtener mejores resultados. Hablemos un poco de las opciones que te brindamos en Fit & Healthy:

  • Masajes reductivos: es un tipo de masaje en que se aplica una presión fuerte, a una velocidad mayor a la habitual, para eliminar los cúmulos de grasa. A través de la aplicación de aceites, geles o vapor, se practican distintas técnicas de masaje (pellizcos, amasamiento, percusión, entre otros) para generar calor, intensificar la circulación y el metabolismo, reabsorber grasas y aumentar el consumo calórico.

  • Maderoterapia; es una técnica de masaje tradicional y sencilla que combina el uso de diversos implementos de madera para acceder a zonas específicas del cuerpo para estimularlo y favorecer la eliminación de la grasa localizada. También favorece a disminuir los niveles de estrés y a combatir dolores corporales. Con esta técnica se pueden realizar tratamientos faciales, del busto, anticelulitis, corporales, entre otros.

  • Cavitación: también conocida como cavitación ultrasónica. A través del uso de equipo especializado, se genera una serie de burbujas pequeñas que, a su vez, producen ondas de ultrasonido moduladas a diferentes frecuencias, que ayudan a que la grasa se transforme de estado sólido a líquido, haciendo posible su eliminación a través de la orina y del sistema linfático. Es una técnica que complementa un plan de pérdida de peso, que debe estar acompañado por un programa de ejercicios para lograr los resultados esperados. También favorece la circulación, el tránsito intestinal, la eliminación de toxinas y ayuda a incrementar el tono y elasticidad corporal.

  • Vacumterapia: usualmente es un complemento a la técnica de cavitación y busca drenar el tejido adiposo moviendo la grasa localizada hacia el sistema linfático. Esta técnica ayuda a elevar el busto, combatir la flacidez y la celulitis, limpiar los poros y mejorar la elasticidad de los tejidos. Para lograr resultados, el paciente debe comprometerse a tomar suficiente cantidad de agua diariamente para eliminar la grasa a través de la orina, mantener una dieta baja en grasas, azúcares, carbohidratos y sal. Si se siguen las instrucciones, en pocas sesiones se puede observar una mayor firmeza en la piel.

Es importante resaltar que ninguna terapia funciona de manera milagrosa, se requiere que el paciente adquiera un profundo compromiso con el objetivo para realizar un plan integral que incluya alimentación saludable y ejercicios, no solo para lograr los resultados, sino para mantenerlos en el tiempo.


El primer paso: asiste a una sesión de diagnóstico para que puedas definir, con el especialista, el mejor plan que se adapte a tus necesidades, condiciones de salud y meta a alcanzar. Es muy importante que compartas tu información médica porque algunos tratamientos pueden no ser recomendables para todas las personas, pero con la correcta asesoría, encontrarás el adecuado para ti.


En Fit & Healthy tenemos un equipo altamente calificado y tecnología novedosa esperándote para acompañarte en tu plan de pérdida de peso. Agenda tu próxima cita y comencemos a trabajar juntos.



Fuentes:

Recent Posts

See All